El objetivo de los trabalenguas para niños es mejorar la declamación, (habilidad de leer o hablar en público o en voz alta), la pronunciación, la dicción (pronunciación de las palabras y forma de hablar de cada persona) y las habilidades lectoras. Pero además supone un reto para quien tiene que leerlo, consiguiendo así mejorar las habilidades anteriormente mencionadas desde un entorno de juego.

Un trabalenguas propiamente dicho se compone de una serie de frases de difícil lectura y pronunciación. A esto le añadimos que el ritmo óptimo para leer un trabalenguas debe ser cercano a rápido para poner a prueba las habilidades del lector.
Por norma general, un trabalenguas infantil cuenta con una figura retorica llamada aliteración, que consiste en repetir uno o más sonidos dentro de la misma palabra a lo largo de la frase y en muchos casos se incluyen otros sonidos similares para poner “trabas” a la lengua…De ahí
el nombre.

Sin embargo un trabalenguas es mucho más que un divertido juego de palabras, no solo sirve para pasar un rato entretenido y ponernos a prueba, sino que esta práctica sirve también para desarrollar habilidades lectoras y lingüísticas, sobre todo a los niños más pequeños y además es un
recurso muy utilizado en terapias del habla, incluso por pedagogos que tratan a adultos con problemas de pronunciación…

Los trabalenguas para niños preparan al cerebro en el proceso de conectar los movimientos necesarios parea hablar con el hecho de ver, interpretar y entender una palabra. Esta habilidad motora es fundamental en nuestro día a día y debe trabajarse con mucho ímpetu en niños
que están comenzando a leer o que tiene problemas de pronunciación.

Suponen también un reto para, los niños. La dificultad varia según la edad, pero el hecho de tener que pronunciar un gran número de palabras parecidas sin equivocarse, es un reto mayor que un ejercicio de pronunciación tradicional…
Hay diferentes estudios en la materia que han dejado claro el evidente beneficio de este tipo de ejercicios de estimulación en niños que tienen problemas, como la tartamudez o que no pueden leer de forma fluida en público. Los cambios son palpables gracias a la reconducción
cognitiva que se produce al ejercitar el cerebro mediante estos juegos de palabras.

Los trabalenguas para niños de primaria son pensados especialmente para el público infantil, su estructura, el diseño y los dibujos que los acompañan, hacen del trabalenguas un ejercicio perfecto para trabajar en casa. Es un ejercicio ameno y que produce notables cambios
satisfactorios y beneficiosos a los niños, tengan o no dificultades para la lectura.

Pero no están dirigidos solo para niños de primaria, sino…, prueba con niños más pequeños y veras que entretenido resulta por lo divertidos que son.

Aquí te exponemos algunos de ellos para que empieces “a ponerlos en practica”.

Los trabalenguas CORTOS

La cara del loro se aclara con cloro, claro, con cloro se aclara la cara del loro.

Los trabalenguas son juegos de palabras que combinan fonemas similares y con frecuencia
se crean con aliteraciones y rimas con dos o tres secuencias de sonidos. Por ejemplo, “Tres tristes
tigres tragan trigo en un trigal” o “Pablito clavo un clavito en la calva de un calvito. En la calva de un
calvito. En la calva de un calvito, un clavito clavo Pablito”.

 

COMO PODRIA YO CREAR UN TRTABALENGUAS…PARA NIÑOS DE PRIMARIA..?

Juega con las palabras. Observa palabras que sean difíciles de decir juntas. Luego encuentra palabras
difíciles decir con palabras iniciales y júntalas todas en una cadena. Intenta hacer una lista de
palabras con sonidos similares que se te ocurran…